Leche de almendras casera

Hola a todos!! Hoy os traigo una receta súper sencilla, cómo podemos hacer en nuestra propia casa leche de almendras totalmente natural, pero antes quiero enumeraros algunos de los múltiples beneficios de la leche de almendras:

– regula los niveles de colesterol y triglicéridos (el doble que el consumo de aceite de oliva).

– al no contener lactosa, es apta para una buena digestión.

– es de alto contenido en potasio, lo cual es beneficioso para situaciones de pérdida de líquidos (vómitos, diarrea, ejercicio intenso).

– es muy recomendable para personas con problemas de gastritis o gastrointestinales.

– contiene fibra soluble e insoluble (protege la pared del intestino, ayuda a absorber los azúcares y a regular el colesterol).

– Valores nutricionales: HC 62gr, Prot 12 gr, Grasas 10,5 gr, fibra diet 4,5 gr, vitaminas A,E,B2 y B1, Minerales (Fósforo, Calcio, Potasio, Sodio y Hierro).

Pero la leche de almendras también tiene sus contraindicaciones, aunque pocas:

– No se aconseja su consumo a las personas alérgicas a los frutos secos, sobretodo si es a las almendras.

– No se recomienda consumirla en exceso si se tienen problemas de tiroides, ya que puede alterarlo.

– No se recomienda que la consuman bebes y por supuesto no se debe reemplazar nunca por la leche materna o de vaca.

Leche de Almendras

Y después de esta introducción ahí va la receta:

Ingredientes:

– 250 gr de almendras crudas (pueden tener piel o no tenerla, si se hace con almendras peladas la leche será algo más suave).

– 750 ml de agua (siempre el triple de cantidad de agua que de almendras).

– Edulcorantes, o extracto de vainilla (al gusto).

Preparación:

– Se ponen en un recipiente las almendras cubiertas con agua y se dejan destapadas en la nevera durante 12 o 18 horas (una noche o algo más).

– Se retira el agua y se tira, se enjuagan bien las almendras en agua fría y se ponen en una licuadora potente junto al agua de los ingredientes. Se bate todo bien hasta que queda una pasta.

– Esta pasta se cuela con un colador especial para preparar leches vegetales, los podéis encontrar en Amazon, si no con un colador de café de tela también sirve. Este proceso lleva un ratito (requiere de paciencia) si se hace bien.

– Finalmente, una vez colada, la leche se puede guardar en recipientes de cristal tapados hasta 5 días en el frigorífico. Se le puede añadir el extracto de vainilla o los edulcorantes, o bien tomarla sola para poder apreciar su increíble sabor, nada que ver con las leches comerciales.

– El producto resultante de colar la leche no se tira, se puede aprovechar como harina de almendras para hacer postres o lo que nos apetezca; simplemente se coloca sobre una fuente de horno, se mete a 90 grados unas dos horas (vigilando constantemente que no se queme y removiéndolo) o hasta que pierda todo el agua y se quede seco como harina de almendra.

Espero que os haya gustado el post!!!

Laura Rivas

Entrenamiento, dietética y nutrición

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies