El PH y su influencia en el organismo
Vota este post

El Ph y su influencia en el organismo

Ultimamente está muy de moda la dieta alcalina, se habla mucho del PH corporal, pero realmente sabemos lo que es, y cuál es su impacto en el organismo? Pues bien, el PH o Potencial de Hidrógeno es el grado de concentración de hidrógeno en una sustancia.

El PH corporal es muy importante ya que controla la velocidad de las reacciones químicas que se producen en nuestro cuerpo.

Se mide en una escala del 1 al 14, donde el PH menor que 7 se considera ácido y el mayor que 7 básico, siendo el ideal o neutro en sangre el que está entre 7.36 y 7.42, siendo necesario que se mantenga entre estos valores para que los procesos metabólicos corporales funcionen correctamente y haya un adecuado transporte de oxígeno a los órganos.

Cuando el PH se desequilibra y por ejemplo baja, se acidifica el medio y el organismo se debilita, bajan sus defensas y esto favorece la proliferación de enfermedades, tumores y bacterias como la Cándida o el Helicobácter Pylori entre otras.

Además, cuando el PH se vuelve ácido, el organismo trata de compensar este desequilibrio abasteciéndose de minerales como el Calcio o el Magnesio, lo que a la larga puede provocar enfermedades como la osteoporosis (cuando lo extrae de los huesos), o la arteriosclerosis asociada (cuando lo extrae de los vasos sanguíneos).

Como dato de curiosidad, cuando el organismo extrae el calcio de las paredes de los vasos sanguíneos, lo reemplaza por el colesterol, que resiste más la acidez, haciendo que estas paredes se vuelvan más rígidas. Por ello colesterol alto es sinónimo de PH ácido, lo que hay que combatir con un reequilibrio de la alimentación ( = educación nutricional, de ahí la importancia de comer bien).

El PH en el organismo

Cuando existe una acidosis metabólica prolongada, se dan una serie de situaciones en nuestro cuerpo:

pérdida de masa muscular.-Debido a una serie de procesos metabólicos que ocurren cuando el PH está ácido, el organismo recurre a la glutamina, que es el principal componente del músculo, por lo que éste se degrada.

los procesos anabólicos de crecimiento muscular se bloquean.– baja la hormona de crecimiento y se eleva la del estrés (Cortisol).

fatiga muscular.- ocurre cuando el ácido láctico se acumula en la masa muscular y no es eliminado eficientemente. Para contrarrestar esto, son adecuados los suplementos a base de Magnesio, Calcio y Sodio, que tienen iones positivos que alcalinizan el medio. Otros suplementos muy reconocidos en estudios, que son taponadores del PH, son la Citrina-Malato y la Betalanina.

bajada del metabolismo basal (puede dar lugar a Hipotiroidismo).

Respecto a la nutrición y su relación con el PH, las dietas altas en proteínas sobretodo de origen animal favorecen la acidificación del medio; también el uso excesivo de edulcorantes, laxantes, polialcoholes. Y sobretodo el azúcar, que se ha demostrado que favorece el crecimiento y desarrollo de las células tumorales. Es por esto que no hay que bajar nunca el consumo de carbohidratos en la dieta ya que son los que nos ayudarán a alcalinizar el medio. Las dietas cetogénicas, en las que predomina la ingesta de proteínas y de grasas, si son prolongadas no nos van ayudar en este proceso.

Consejos para evitar la excesiva acidificación metabólica en el organismo:

– beber mucha agua (3 litros diarios en personas sedentarias, 4.5 litros diarios en personas activas y deportistas).

– consumir mucha fruta y verdura, ya que son potentes alcalinizantes.

– reponer los electrolitos después del ejercicio (son los responsables de los impulsos nerviosos y las contracciones musculares).

– la dieta debe ser un 70% compuesta de productos alcalinos (frutas y verduras como ya os he dicho) y un 30 % de cereales, lácteos, legumbres y proteínas, que nos acidifican.

– evitar el estrés, ya que la hormona responsable (el Cortisol) es un gran acidificante.

– incorporar importantes minerales al organismo, como los micronutrientes presentes en verduras de hoja verde, frutas, algas, tofu, soja, sésamo y cereales integrales entre otros.

Ya sabéis y queda demostrado por esta y muchas razones la importancia de llevar una dieta sana y equilibrada, que no sólo nos servirá para vernos bien en el espejo, sino para estar sanos por dentro, que al final es lo que más importa. Espero que os haya gustado el post!

 

Laura Rivas

Entrenamiento, Dietética y Nutrición

Visita nuestra fábrica y descarga nuestro catálogo

Post Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies