alimentación natural

Alimentación Natural : todo lo que debes saber

Seguramente haz escuchado acerca de los beneficios de llevar una alimentación natural, pero ¿Qué es realmente la alimentación natural? y ¿Cómo puedes ponerla en práctica? En este artículo respondemos tus dudas.

¿Qué es la alimentación natural?

La alimentación natural es aquella que se limita a los alimentos que no han sido procesados y que además están a tu fácil alcance. La alimentación natural se basa en dos ideales:

  • Consumir alimentos en su «forma más primitiva»: cereales enteros, frutos secos, frutas y verduras sin procesar, raíces, legumbres y carnes.
  • Consumir aquellos alimentos que están a tu alcance, es decir, que se comercializan a nivel local.

Alimentación Natural vs Alimentos Ultraprocesados

Los alimentos ultraprocesados no son recomendables y eso no es una novedad. Los alimentos enteros aportan todo lo que tu cuerpo necesita para funcionar de la manera correcta, por tal motivo es que la alimentación natural supera en beneficios a los alimentos ultraprocesados:

  • Aportando más vitaminas y minerales que se encuentran en los alimentos enteros.
  • Aportando muchas fibras que se encuentran en frutas, verduras, legumbres y cereales.
  • Favoreciendo los procesos de nuestro cuerpo
  • Previniendo enfermedades como: diabetes, obesidad, hipertensión y otras.

¿Porqué los alimentos ultraprocesados y refinados son malos?

Los alimentos ultraprocesados y refinados son malos porque en su preparación descartan «todo lo bueno» que el alimento ofrece: las fibras, algunas vitaminas y minerales. Dejando como resultado únicamente un resto del alimento integral que en ocasiones sólo aporta hidratos de carbono refinados y azúcares refinados, alimentos de la peor calidad junto con las grasas saturadas.

¿Cuáles son los beneficios de llevar una alimentación natural?

  • Menor riesgo de padecer diversos tipos de cáncer.
  • Menor riesgo de padecer diabetes, hipertensión y obesidad.
  • Sensación de mayor bienestar: Menos indigestiones, dolores de cabeza.
  • Claridad mental.

¿Cómo llevar una alimentación natural?

La mayor parte de las dietas proponen cuestiones similares a las de la alimentación netamente natural, algunas de ellas son:

Por el contrario, existen otras dietas que si bien son efectivas en los objetivos para los cuales fueron creadas, se distancian de la dieta natural porque promueven el consumo de sólo ciertos alimentos, descartando otros que están a mayor alcance de las personas, estas dietas son:

La clave para llevar una alimentación natural es elegir aquellos alimentos menos procesados o sin procesar. Por otro lado, escoger las frutas, verduras y carnes que están a tu alcance según la zona dónde vives. Sí, existen alimentos más caros o más baratos, disponibles o no disponibles según dónde te encuentres. Elige los mejores entre los que tengas a tu disposición.

No es necesario que dejes de consumir alimentos como: salsa de tomate, aderezos y panes. Puedes elegir prepararlos tú mismo y de esa forma garantizar que sabes de dónde provienen los ingredientes que contienen y que aunque incluyeron una preparación no se trata de alimentos ultra procesados.

En el caso del pan y las galletas puedes escoger harinas integrales, entre las cuales hoy en día se encuentra una variedad incalculable. Incluyendo harinas de avena, de centeno, de trigo sarraceno, de frutos secos.

En el caso de los aderezos puedes preparar tus propios aderezos y agregar ingredientes como: ajo, perejil, cilantro, pimentón y aceites naturales de primera extracción. De esta forma estos aderezos no serán dañinos para tu hígado.

En el caso de la salsa de tomate y otras salsas: puedes prepararlas tu mismo con ingredientes que tu elijas. Luego congelarlas y utilizarlas cuando las necesites.

¿Alimentación natural quiere decir dejar de comer carne?

Ciertas personas deciden descartar la carne de su dieta por diversos motivos. Sin embargo, llevar una alimentación natural no está directamente asociado con un menor consumo de carne. Nuestros antepasados vivían de la carne de las cacerías y de los cultivos que poco a poco fueron evolucionando en la medida que se descubrieron nuevos frutos y nuevas técnicas de agricultura.

Consume carne, preferentemente del tipo de la que dispongas en el lugar dónde estés. La porción de carne es del tamaño de la palma de tu mano, sin contar dedos ni muñeca.

Actividad Física

No olvides de realizar algún tipo de actividad física. Hoy en día existen diferentes opciones y puedes elegir la que más se adapte a tus gustos y necesidades. Tanto las actividades intensas como las de intensidad media y baja favorecerán tu salud siempre.