Cómo crear un nuevo hábito en tu vida sin necesidad de poner excusas

Cómo crear un nuevo hábito en tu vida sin poner excusas

¿Cómo crear un nuevo hábito en tu vida sin poner excusas? No, no es una pregunta trampa. No es algo imposible. Es cuestión de otra cosa.

Si te preguntaran, ¿cuántas veces has dicho mañana empiezo a hacer ejercicio? o esta semana voy a empezar a hacer dieta, a ordenar mi armario, dejo de comer alimentos que se que no son saludables … ¿Cuántas veces? No me lo digas.

Puede ser que te acabes de asustar y esconder para que nadie vea que te ha dado vergüenza darte cuenta de la cantidad de veces que lo has dicho … y que no lo has hecho.

Tenemos la costumbre de procrastinar por miedo. ¿Miedo a qué? A no lograr nuestro objetivo, nuestro deseo, nuestro sueño muchas veces.

Y la verdad es que el miedo, solo es la excusa para no comprometernos con nosotros mismos. Nuestra cabeza pone el freno a la motivación en el momento en el que iniciamos el cambio de deseo a compromiso y voluntad de hábito.

Y, entonces ¿cómo crear un nuevo hábito en tu vida sin poner excusas?

Tal vez eso de pensar tengo que empezar a hacer «tal cosa» todos los días se te hace muy cuesta arriba . El hecho de iniciar una nueva actividad para crear un hábito requiere trabajo y esfuerzo. Pero si cambias esta lapidaria frase por este el inicio de un nuevo logro en mi vida, quizás la cosa cambie. Aunque falta algo más.

 

Logros tras un cambio positivo de hábitos

¿Por dónde empiezo?

Tienes algo muy importante, una meta, un objetivo. Pero saber que aún no has dado ni un paso y tú meta está lejos, solo te pondrá más tenso, más inquieto o nervioso. Necesitas algo que te aporte energía y calma.

  1. Haz que el objetivo a cumplir sea a corto plazo, a un o dos días vista. No vayas más allá. Así cada día estarás construyendo ese hábito. También crearás constancia y te quitarás de encima tensión, estrés o las ganas de abandonar tu objetivo.Esta manera de verlo hace que no perdamos el ánimo, ya que cada día, es un pequeño reto conseguido que nos acerca más a aquello que queremos conseguir. No es lo mismo decirte: «tengo que comer verdura cada día» como decirte «hoy toca comer verdura al mediodía» sin dejar al pensamiento ir más allá.Esto lo podemos aplicar a cualquier objetivo tanto alimentación, ejercicio, trabajo, tareas en casa … Esa actividad que era «difícil» se convertirá en «fácil».
  2. Otro truco que va muy bien es tener un calendario delante donde escribamos los pequeños objetivos diarios y al final del día, indicar si lo hemos hecho. Al final de la semana, ver que cada día has cumplido ese pequeño objetivo o esa tarea concreta, va a producirte un subidón de autoestima y de empoderamiento para tener más fuerzas aún para continuar.

Así que recuerda, «take it easy». Ten clara la meta como por ejemplo: bajar de peso este verano. El hábito que quieres poner para lograr la meta: hacer abdominales cada dia. El tiempo que vas a dedicarle cada día: 15 – 20 minutos de 9 a 10 de la mañana. Y apunta el resultado en tu calendario en formato papel o en tú móvil.