dieta sin carbohidratos

Beneficios de una dieta baja en carbohidratos

A la hora de perder peso o conseguir una alimentación más saludable, todavía está muy vivo el debate de si es más favorable llevar a cabo una dieta baja en carbohidratos o, en cambio, si es mejor hacerlo con pocas grasas.

La mayoría de los nutricionistas sostienen que lo ideal es mantener la pirámide alimenticia y seguir una dieta equilibrada, que contenga todos los macronutrientes, y centrarnos en controlar las calorías.

En el mundo del fitness o el culturismo, donde uno de los principales objetivos es lograr una musculatura definida o, incluso la hipertrofia muscular,   es muy conocida la dieta cetogénica o dieta Keto.

Mediante esta alimentación baja en hidratos de carbono, lo que se pretende es llevar al cuerpo a un estado de cetosis. Pero si no te suena esta palabra no te asustes. Se trata de un proceso natural por el cual se eliminan las calorías del organismo, sustituyendo las grasas como fuente de energía.

Cómo funciona el cuerpo al entrar en cetosis 

La dieta Keto o cetogénica se basa en comer muy poca cantidad de carbohidratos e ingerir más volumen de grasas. Sin estos nutrientes, las células consiguen la energía de las grasas.

En este proceso el cuerpo tira del glucógeno alojado en el hígado para convertirlo en energía y después transforma los ácidos grasos en cuerpos cetónicos. Estas moléculas se encargan de alimentar a los músculos y a otros organismos vitales como el corazón o el cerebro.

En una dieta baja en carabohidratos hay que evitar, por tanto, la mayor parte de azúcares y productos almidonados, como la patata. También las harinas, las legumbres, los zumos, las frutas y los tubérculos.

Esta alimentación cetogénica aprovecha los hidratos de carbono de las verduras y las hortalizas que se cultivan principalmente en la superficie. Destaca como ejemplo el tomate, que solo contiene un 4% de carbohidratos.

 

Dieta baja en carbohidratos

 

Ventajas de la dieta baja en carbohidratos

Son varios los beneficios de la dieta Keto, todos ellos basados en estudios contrastados y entre los que te desglosamos los siguientes:

  • Pérdida del peso. Es uno de los principales objetivos de la dieta baja en carbohidratos. Puede perderse dos o tres veces más que una alimentación reducida en grasas, además de ser más prolongada en el tiempo.
  • Menos apetito. El evitar el consumo de azúcar y almidón fundamentalmente, puedes tomar la grasa natural que necesites hasta estar saciado. Como consecuencia, se reduce el apetito.
  • Mayor control de la glucemia y los niveles de insulina.
  • Menor riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares, incluso se controlan los niveles de colesterol bueno.
  • Elimina gran cantidad de grasa de la cavidad abdominal y resto de los órganos viscerales.

 

Ejemplo de dieta cetogénica 

Seguro que si has buscado algo de información sobre esta alimentación baja en hidratos de carbono, habrás visto muchos ejemplos de dietas cetogénicas de 30 días, o incluso de 50 días.

Hay diferentes menús que pueden valerte y, que incluso, un nutricionista profesional te puede pautar. Pero básicamente, si vas a seguir una dieta baja en carbohidratos tienes que dar más importancia a los siguientes alimentos:

  • Huevos ( la clara es un alimento que se aconseja comer diariamente)
  • Pescado
  • Carne de cualquier tipo, pero que no sea empanada o rebozada
  • Verduras como las acelgas, las espinacas o la lechuga
  • Productos lácteos, pero desnatados
  • Quesos y mantequillas por su alto porcentaje de grasa natural
  • Aceite de oliva y vinagre

Los suplementos alimenticios basados en proteínas también son muy usados por los deportistas que recurren a este tipo de dieta baja en carbohidratos.

¿Quieres más información sobre este tipo de productos?

CONOCE NUESTROS SUPLEMENTOS DEPORTIVOS