dieta para bajar el colesterol

Dieta para bajar el colesterol

En el artículo de hoy te contamos sobre la dieta para bajar el colesterol. Una dieta que se recomienda que las personas en general realicen, ya que muchos sufren de problemas cardíacos sin ser conscientes de ello.

¿En qué consiste la dieta para bajar el colesterol?

Se trata simplemente de alimentos que debes evitar, y otros que es recomendable que incorpores.

Colesterol Malo vs Colesterol Bueno

Si te interesa conocer más sobre este tema puedes visitar nuestro artículo sobre Grasas buenas y malas: Aprende a diferenciar

Hoy sabemos que existen dos tipos de colesterol y para simplificarlo simplemente los llamaremos: colesterol malo y colesterol bueno.

El colesterol malo es aquel que produce que se acumule grasa en las arterias, provocando de esta forma problemas cardíacos. El colesterol bueno -también llamado HDL- es un tipo de grasa que provoca el efecto contrario, es decir, recoge el exceso de colesterol en la sangre y lo lleva al hígado, dónde es procesado.

Alimentos que debes evitar para bajar el colesterol malo

Mantega / Margarina / Matequilla.

Carnes de res, buey, cerdo:

¿Amas la carne? Yo amo la carne. Pero consumir ciertos tipos de carne a diario puede aumentar los niveles de colesterol malo. Esto no se debe a la carne en sí misma, sino a la cantidad de grasa que esa pieza de carne posee. Si elijes cortes de carne que tengan menos grasa podrás consumirla sin preocuparte.

Embutidos: salchichas, chorizos, morcillas, bacon, jamones

Si bien existen en el mercado alternativas saludables como el jamón de pavo y otros que contienen un menor porcentaje de grasa -sin contar con el jamón crudo, que no ha de faltar en la nevera de un deportista que ama la carne-. Se recomienda evitar este tipo de alimentos en la medida de  lo posible y elegir -siempre que se pueda- aquellos de mejor calidad.

Víceras como: sesos, chinchulines y otros

Las víceras no son un alimento para todos, muchos las rechazan, pero también hay una gran parte de la población -me incluyo- que las consumen con frecuencia. Los canelones de sesos, mojella con limón, chinchulines, riñones con cebolla, son algunas de las comidas que muchos disfrutan. Pero no deben consumirse con frecuencia ya que tienen niveles muy elevados de grasa y aumentan el colesterol «malo» notablemente.

Aceites procesados

Muchos aceites son vendidos en el mercado como una alternativa saludable sin serlo realmente. Este es el ejemplo del aceite de amapola y el aceite de coco. Que si bien aportan beneficios al cabello y a la piel cuando se utilizan de manera externa, su consumo aumenta el colesterol malo y favorece el acúmulo de grasa en el cuerpo.

Frituras

Cuando los aceites son sometidos al calor atraviesan un proceso químico que los hace tornarse pesados y cargados de colesterol «malo». Por lo que se aconseja que se utilice la menor cantidad de aceite posible para cocinar.

Bollería, galletas y otros alimentos procesados que contienen grasa

Tal es el caso de CIERTOS panificados, las galletas o cookies -que contienen grandes cantidades de manteca- las pizzas y otros alimentos que generalmente encontramos en la calle y en los centros comerciales y que incluyen en su preparación algunos de los ingredientes en esta lista de alimentos que aumentan el colesterol malo.

Alimentos que debes consumir para subir el colesterol bueno

Estos alimentos promueven el efecto contrario que aquellos que componen la lista anterior. Por eso es que componen la dieta para bajar el colesterol.

Semillas de Chía

Agrégalas a tus postres y a tus desayunos. Estas semillas con un súper alimento ya que no sólo contribuyen a disminuir el colesterol, sino también a la pérdida de grasa corporal y el buen funcionamiento del intestino. Dato de color: las semillas de chía contienen una cantidad interesante de calcio, lo que definitivamente es un plus.

Semillas de Lino

Al igual que las semillas de Chía, poseen cantidades relevantes de Omega 3 y favorecen la pérdida de grasa promoviendo el buen funcionamiento del sistema digestivo.

Pescado, sobre todo el salmón y el bacalao

El bacalao es un súper alimento que recomendamos incorporar a tu dieta. Aún así, recomendamos que consumas los alimentos marinos -algas, pescados y moluscos como ostras, mariscos y pulpos- de los que dispongas en la zona en donde vivas.

Abacate/Palta/Aguacate

Esta fruta aporta grasas buenas. Aumenta el colesterol bueno y favorece el procesamiento de grasas en tu cuerpo. Aún así, debes consumirla con moderación.

Chocolate amargo

Algunas dieta como la Dieta Sirtfood incorporan al chocolate amargo entre los permitidos. Lo cierto es que debe consumirse con moderación.

Vino tinto

¿Una copa de vino al día? Sí, pero sólo una, y sí, ayudará con los problemas de colesterol y además aportará algunos antioxidantes a tu cuerpo.

Aceite de Maní

Y la pasta de maní. El aceite de maní es poco conocido, pero su fabricación resulta más barata que la de los otros aceites y resulta que además ofrece muchos beneficios para nuestro cuerpo. Incluido el aumento del colesterol bueno. Consúmelo con moderación.

Aceite de Oliva

Es recomendable que no lo calientes ni lo uses para cocinar. Consúmelo crudo, en ensaladas o en otras comidas. Siempre con moderación.

Aceitunas negras y verdes

Preferiblemente las negras. Aportan Omega 3 y fibras. Por lo que favorecen la pérdida de grasa. Consúmelas con moderación.

Suplementos de Omega 3, 6 y 9: Finalmente pero no menos importante, los suplementos de omega 3, 6 y 9 son una súper ayuda para quienes desean mantener el colesterol en regla. No sólo sirven para mejorar tu salud en general: favorecen la pérdida de grasa, ayudan a tu hígado a procesar las grasas malas y en consecuencia mejoran tu estado mental. ¿Cómo? Estas grasas buenas favorecen el buen funcionamiento del cerebro, permitiéndote pensar con mayor claridad. Por eso muchos médicos recomiendan este suplemento a personas que padecen depresión, insomnio, ansiedad e incluso esquizofrenia.

Ahora que conoces esta dieta para bajar el colesterol sólo basta probarla y sentirte mejor físicamente. Puedes lograrlo, ¡Manos a la obra!