Entrenar en ayunas, descubre si es conveniente para ti

Entrenar en ayunas, descubre si es conveniente para ti

En este artículo podrás enterarte de los más recientes descubrimientos acerca de los efectos de entrenar en ayunas, descubre aquí si es conveniente para ti.

Entrenar en ayunas: Que sabemos

Se dice que el entrenamiento en ayunas produce una mayor pérdida de grasas. Esto es así en comparación de un entrenamiento en el que ha habido una ingesta previa de alimentos.

El gasto de grasa como energía al realizar ejercicio por la mañana se debe las reservas de glucógeno del cuerpo están bajas. Por lo que la utilización de grasas es alta.

Que dicen los nuevos estudios

La mayoría de los estudios han mirado este efecto a corto plazo y no alrededor del día. Otros estudios que se realizan teniendo en cuenta el gasto energético de un día completo han relevado que en realidad el resultado es que la pérdida de grasa disminuye en el resto del día. Aumentando también las reservas de glucógeno.

Además, se descubrió que en las personas que realizan ejercicio durante el día aumenta el gasto general de grasas y disminuyen las reservas de glucógeno al realizar ejercicio.

Entonces , ¿Qué es mejor?

Al final del día tanto aquellos que realizaron ejercicios en ayunas como aquellos que lo habrían realizado durante el día han tenido proporcionalmente las mismas pérdidas de grasa. 

Un dato no menor es que que gastes tus reservas de grasa no quiere decir que va a disminuir tu porcentaje de grasa corporal. Para esto es necesario que además del ejercicio exista un déficit calórico.

Esto quiere decir que a los fines prácticos, si lo que buscas es definir tus músculos, es indiferente que practiques ejercicio en ayunas o no, lo que importa verdaderamente es que mantengas un déficit energético, es decir, que gastes más calorías de las que consumes.

Entrenar en ayunas: cuándo es conveniente para ti

Cuando realizas deportes de resistencia y entrenas en ayunas se produce una mejora en la sensibilidad de la insulina por parte del tejido muscular. Es decir, el tejido muscular es mas capaz de añadir glucosa a la célula y por lo tanto la recuperación es mejor.

También adaptamos al músculo a utilizar la grasa como energía y ahorrar las reservas de glucógeno. De esta forma se retrasa la fatiga muscular en sesiones de ejercicios o competiciones de larga duración.

Entrenar en ayunas no es contraproducente para la mayoría de las personas y no generará una pérdida de masa muscular. Se necesitan setenta y dos horas de ayuno para que se comience a perder nuestra masa muscular.

Ahora que sabemos un poco más sobre los efectos de entrenar en ayunas, cabe preguntar..

¿Cómo entrenar cuando realizamos un ayuno intermitente?

Hacer ayuno intermitente y entrenar a la vez es posible y en estos casos debes tener en cuenta cuales son tus objetivos para llevarlos a cabo con la mejor estrategia posible. Puedes realizar ejercicios aeróbicos y funcionales de intensidad media y baja.

En el caso de que estés realizando ejercicios de musculación y de resistencia deberás cuidar de que tu ingesta calórica durante el tiempo en que consumes alimentos sea suficiente para tolerar la actividad física.

Encuentra Aquí algunos alimentos que puedes combinar con un ayuno intermitente si estas realizando un entrenamiento de resistencia.

Recuerda que las estrategias de dieta y entrenamiento tienen el objetivo de mejorar tu estado físico y no de fatigarte!

Descubre si entrenar en ayunas es conveniente para ti probando algunos de los ejercicios en este vídeo.

Manos a la obra!