Estancamiento en el entrenamiento

Estancamiento en el entrenamiento

Si sientes que ya no avanzas hacia tus objetivos es que estás pasando por una fase de estancamiento en el entrenamiento. Hoy te contamos acerca de cómo atravesar esta fase sin desistir en el proceso.

¿Qué es el estancamiento en el entrenamiento?

Es cuando no observas más cambios en tu rendimiento, en tu musculatura o en tu fuerza. De alguna forma haz dejado de avanzar hacia tus objetivos, puedes percibirlo y esto te hace sentir desmotivado. Es normal atravesar una fase de este tipo cuando superamos las dificultades que nos presentaba un tipo de entrenamiento y comenzamos a acostumbrarnos a él.

El círculo motivacional y la trampa del estancamiento

En artículos anteriores hablamos acerca de dónde podemos encontrar motivación para entrenar. Sabemos que la motivación se retroalimenta, es decir, hormonal mente nuestro cuerpo y mente se sienten más predispuestos a realizar actividades en las que hemos sido exitosos porque alimenta nuestro circuito neuronal de recompensas. Esto puede funcionar a nuestro favor si estamos avanzando y vemos los resultados de nuestro esfuerzo, y a la vez puede volverse un mecanismo inverso en el que la falta de resultados visibles y por lo tanto de recompensa por la acción puede llevarnos a des motivarnos y abandonar nuestras metas.

Por este motivo el estancamiento en el entrenamiento es una trampa en la que muchos caen con frecuencia. Te daremos algunos consejos para que si te haz percatado de que estas estancado o cerca e estancarte retomes el camino hacia lograr tus objetivos.

Entrena en equipo

En este artículo te contamos sobre los beneficios que aporta el entrenamiento en equipo y cómo entrenar con otros puede motivarte a perseverar hasta el final. Lo cierto es que todos podemos des motivarnos y tener a alguien a tu lado para mutuamente acompañarse en el proceso es sumamente útil para muchos.

Modifica tu entrenamiento

Cambia de modalidad y elije una que te presente un desafío y a la vez se adapte a tu estilo de vida. Si corrías en la cinta intenta correr al aire libre, intenta incorporar saltar la soga o andar en bicicleta. Si estabas muy enfocado en trabajar el torso y las piernas puedes cambiar por un entrenamiento full body. Esto va a ser lo principal y lo que más rápidamente va a sacarte del estancamiento. En este artículo te recomendamos un entrenamiento de alta intensidad que puedes usar como recurso para salir del estancamiento.

Aumenta la intensidad

Si modificar tu entrenamiento no es una opción entonces lo más recomendable es que aumentes el peso, repeticiones, cantidad de días y quizás también agregar otra variante para los ejercicios que realizas. En general existen diversas formas de trabajar los mismos músculos, por lo que puedes buscar formas alternativas que por ser nuevas para ti presentarán un desafío y te darán la oportunidad de continuar tu progreso. También puedes probar realizar el mismo entrenamiento pero con menos descanso y mayor velocidad y peso en las repeticiones.

En este vídeo encontrarás algunas técnicas para salir del estancamiento.

Descansa

Quizás la causa de tu estancamiento es que no estás descansando lo suficiente y esto provoca que en tus rutinas de ejercicios tengas un desempeño menor. Por lo tanto todo se estanca. Si tienes dudas sobre este punto quizás puedas consultar este artículo en el que hablamos sobre la fatiga muscular. Tomarte un par de días de descanso y luego volver a la rutina quizás pueda ayudarte! Pero recuerda siempre volver!