Antes y después: 90 días de entrenamiento / Perder peso luego de los 40 años

Formas de perder peso luego de los 40 años según los expertos.

Perder peso luego de los 40 años es definitivamente un desafío. Por ello, dedicamos este artículo a contarte los secretos que los profesionales recomiendan combinar para conseguir perder peso luego de los 40 años.

Los 40 son, CASI, la mediana edad. En este momento de la vida perder peso y mantenerse en forma no es tan fácil como solía serlo. Las cosas se vuelven un poco más difíciles.

Sin embargo, agregando ejercicios de fuerza y entrenamiento adicionales, acompañados de una dieta saludable, no sólo podrás verte mejor, sino también bajar el riesgo de tener enfermedades cardíacas o síndrome metabólico.

¿Por qué perder peso luego de los 40 años es tan difícil?

Luego de los 40 perder peso se vuelve más difícil dado que el metabolismo empieza a volverse más lento.

Año tras año, el cuerpo se relentiza, haciendo que quemar calorías sea más complicado. Además, se suma la tendencia de perder masa muscular en la medida en que envejecemos. Por lo que el gasto energético del cuerpo disminute, ya que los músculos son los órganos de nuestro cuerpo que más queman calorías.

Los niveles de estrógeno que comienzan a caer durante la perimenopausia y la menospausia, que puede comenzar en los 40, eso puede causar sensibilidad a la insulina, lo que hace más difícil controlar la cantidad de azúcar en sangre.

Si tus niveles de azúcar en sangre están constantemente subiendo y bajando esto puede aumentar los atracones y deseos de comida poco saludable. Por lo tanto, no es un misterio él porque tantas mujeres que tienen más de 40 años se encuentran con que de repente son incapaces de bajar de peso.

Crea una lista de razones por las cuales deseas bajar de peso

Está comprobado que los más exitosos en bajar de peso luego de los 40 tienen razones claras para bajar de peso y verse más delgados.

Quizás has sido testigo de cómo tu cuerpo ha ido subiendo de peso, 12 libras al año, y estás lista/o para eliminar los malos hábitos de tu rutina o quizás recibiste una llamada de alerta de tu doctor quién te dijo de manera muy seria que el peso impacta de manera negativa en tu salud necesitas De todas formas estar consiente mentalmente de que necesitas cambiar si no estás verdaderamente conciente entonces el cambio no acontecerá. 

Perder peso luego de los 40 años: dieta balanceada

Evalúa tu dieta. Esto puede ser un buen punto para comenzar tu viaje de transformación.

Limita los carbohidratos refinados y las comidas procesadas para combatir lo relativo a la resistencia a la insulina y promover niveles de azúcar en sangre estables.

Incorpora más proteínas en tu dieta, para de esa manera combatir el hambre, sentirte satisfecho por más tiempo y de esa manera no estarás tentado de consumir comidas «no saludables».

Los macronutrientes ayudan a superar lo relacionado con la pérdida de musculatura. Mientras avanzamos en edad es necesario mantener el metabolismo activo. Por lo tanto, es recomendable consumir carbohidratos complejos porque el cuerpo debe trabajar más para digerir este tipo de alimentos.

Cada nutriente que consumimos en cada momento importa. Cada comida que realices debería tener vegetales, proteína y carbohidratos complejos; además de grasas saludables, como el aceite de oliva, la palta, aguacate o abocado, maní, almendras y otros.

Perder peso luego de los 40 años:

Se consciente de las porciones que debes consumir

Una de las cuestiones más importantes para perder peso es el cambio en la dieta.

No importa si todo lo que comes es pollo, arroz integral o brócoli. Si no cortas las porciones, no perderás peso. Debes cortar las porciones para perder peso.

Todo el mundo necesita diferentes cantidades de calorías, pero en general, una mujer típicamente consume unas 2000 calorías por día. A partir de los 40 años de vida es recomendable cortarlas hacia 1500 o 1600 por día, para perder peso.

Perder peso luego de los 40 años:

Considera el ayuno intermitente

Hay diferentes métodos para practicar el ayuno intermitente, incluyendo la dieta 16/8. Diferentes estudios han probado que el ayuno intermitente puede, probablemente, no beneficiar a la pérdida de peso pero sí prevenir la diabetes y mantener la diabetes bajo control.

Perder peso luego de los 40 años:

Come menos calorías con mayor frecuencia

La resistencia a la insulina puede hacer que te sientas hambriento. Por lo tanto, es recomendable dividir las comida en 3 comidas moderadas, y una o dos pequeñas, durante el día, para mantener tus niveles de azúcar en sangre estables mientras combates la urgencia de eliminar el consumo de comida chatarra.

Llena tu plato con alimentos que tengan pocas calorías y mucho volumen, como frutas y vegetales.

Evita los dulces

Lamentablemente no podrás darte una panzada de panqueques y malteadas de chocolate como lo hacías cuando tenías 20 años, y esperar perder peso aún así.

Sin embargo, aún puedes disfrutar de tus comidas favoritas. Quizás necesites guardar estas delicias para cuando realmente desees comerlas, y dí adiós a los atracones que incluyan este tipo de alimentos. 

Perder peso luego de los 40 años:

Cuida tu ingesta de alcohol

El alcohol cuenta como un permitido. Así que guárdalo para ocasiones especiales e intenta consumir bebidas alcohólicas bajas en calorías.

Algunos nutricionistas afirman que en una dieta de pérdida de peso pueden incorporarse tranquilamente dos o cuatro vasos de vino por semana.

De igual manera, deberás considerar que si pudiste disfrutar de una pieza de chocolate durante la cena, eso quiere decir que no podrás agregar a tus permitidos de ese día una copa de vino. Y viceversa, si vas a tomar la copa de vino, entonces no podrás comer el «permitido» chocolate.

Hacer ejercicios que promuevan la construcción de músculo

No será posible perder peso sólo a través de una dieta, especialmente luego de los 40, cuando las hormonas de testosterona tienden a caer. Comenzarás a perder masa muscular, por lo tanto, comienza a agregar ejercicios de resistencia para mantener tu masa muscular y quemar más calorías.

Es un error común comenzar con un régimen de ejercicios intensos a esta edad -si no haz realizado ejercicio antes-. Ya que aumentarás el riesgo de lesiones. 

Perder peso luego de los 40 años:

Muévete más

Asegúrate de que estás gastando suficientes calorías manteniéndote movimiento. Esto te ayudará a mantener tu salud cardiovascular en forma.

Haz algunos ejercicios aeróbicos al menos por 30 minutos por día. Eso podrá prevenirte de engordar, intenta tomando clases de danza, ciclismo, o simplemente saliendo y caminando.

Ahora que sabes cómo perder peso luego de los 40 años sólo falta poner estos consejos en práctica y sentir sus beneficios tú mismo. ¡Manos a la obra!