Los súper poderes antioxidantes del tomate

Los súper poderes antioxidantes del tomate

¡Si!, has leído bien. Los súper poderes antioxidantes del tomate. Seguro que sabes que el tomate es un alimento saludable. Pero, ¿qué más sabes sobre él? Y ¿por qué decimos que tiene súper poderes.

Los súper poderes antioxidantes del tomate

Decimos que tiene súper poderes porque los tiene.  Es un alimento con alto contenido en azúcar y bajísimo contenido en carbohidratos. En este sentido, es igual que la zanahoria.

No sabemos si sabes que la American Diabetes Association ha incluido el tomate en su lista de mejores alimentos para los diabéticos 4. No provoca picos de glucosa en sangre.

Gran fuente de nutrientes

En efecto, Es una gran fuente de nutrientes y además de vitaminas A, C, E, K y del grupo B. También magnesio, cobre, manganeso y potasio. Y por último ( y no por ello menos importante) contiene licopeno, un compuesto antioxidante que ayuda a reducir la oxidación celular para proteger el funcionamiento y mantenimiento de la insulina. Previene también problemas cardíacos, retrasa y/o previene la formación de cataratas.

 

Súper poderes del tomate

Cómo tomar de manera óptima alimentos que contengan los súper poderes antioxidantes del tomate

Para que te hagas una idea, es idóneo que limites la ingesta de tomate a 100gr de salsa de tomate natural por comida o, a 1 taza de tomate fresco. Es importante que controles las porciones de tomate, procurar que sea 100% natural.

Lo puedes comer en ensaladas, cocido, crudo. La verdad es que aquí hay total libertad. ¡Imaginación al poder!

De todas maneras, vamos a darte algunos ejemplos por si ahora mismo no te fluye la creatividad.

  • 1 taza de zumo de tomate sin sal, tiene aprox. 10 gramos de carbohidratos, de los cuales 8.6 gramos son azúcar.
  • 1 taza de salsa de tomate, sin sal, tiene aprox. 21.3 gramos de carbohidratos, de los cuales 12.7 gramos son azúcar.

Así que ahora no me vas a negar que verdaderamente, el tomate tiene súper poderes y muy saludables por cierto, ¿no?