Obsesión por el físico: reconócela

Obsesión por el físico: reconócela

Obsesión por el físico: Reconócela para evitarla y para evitar los problemas de salud mental que puede traerte.

En este artículo hablaremos acerca de la obsesión por el físico y como reconociéndola puedes superarla y alcanzar tus objetivos personales.

¿Qué es la obsesión por el físico?

Las personas obsesionadas por su físico están centradas en este aspecto de su vida durante muchas horas del día.

Para estas personas es muy difícil parar de pensar en las partes de su cuerpo con las que no están satisfechos, algunos se centran en características físicas específicas como una espinilla, la forma de su nariz, sus glúteos, labios u orejas. Esta preocupación ocupa la mayor parte del día a día de esta persona.

Cuando una preocupación ocupa tanto tiempo en tu mente que no te permite resolver otras cuestiones que debes afrontar en tu vida diaria estás vulnerable a padecer un trastorno psicológico

 El trastorno dismórfico corporal

 Ocurre cuando una persona siente una necesidad intensa de chequear su aspecto físico constantemente, observándose frecuentemente al espejo y consultando a quienes lo rodean acerca de su aspecto físico y de los posibles cambios que se puede haber tenido.

El caso contrapuesto es el tipo de persona que se siente tan disgustada con su físico que no quiere ser vista por nadie. Este tipo de persona se aísla y prefiere pasar el tiempo en soledad, o bien utilizar gorros, ropa holgada o maquillaje para esconder aquellos detalles de su persona que le disgustan. Algunas personas incluso evitan mirarse al espejo por el dolor que estos «defectos» les provocan.

Aquí te dejo una historia real de una persona muy bella que padeció este trastorno

Obsesión por el físico: reconócela

La realidad sobre las personas con trastorno dismórfico es que tienen una falsa imagen de su cuerpo. Estas personas no ven su cuerpo como es realmente, sino que se centran en detalles menores, que si bien pueden disgustarle no necesariamente constituyen un defecto físico. 

Si te si te identificas con las características que nombramos anteriormente tienes todas las posibilidades de sentirte feliz y completo con tu propio cuerpo. Lo único que necesitas es ayuda profesional. 

¿Qué hacer?

Consulta a un terapeuta cognitivo conductual.

Muchas veces realizar una terapia donde tú dispongas de tiempo especial para conversar específicamente de aquello que te estresa es una forma de aliviar esos problemas y sacarlos de tu cabeza, trabajándolos de a poco, hasta que desaparecen.

Muchas veces los terapeutas nos hacen preguntas que nos ayudan a reflexionar acerca de la veracidad de lo que pensamos. Reflexionando con otra persona podemos acabar descubriendo las verdaderas razones para sentirnos de este modo.

¡Ánimo!

 Si sientes que esta problemática perjudica tu forma de vivir quizá puedas consultar la ayuda de un psiquiatra.

En nuestro artículo El yoga mejora tu estado emocional te contamos de este ejercicio que mejora tu aspecto físico y la forma en que te sientes.

Los psiquiatras realizan terapias que muchas veces sirven para levantar el estado emocional de una persona en un momento particular de su vida. Si para ti esta problemática implica un dolor muy grande y una imposibilidad de vivir tu día a día de manera normal estés abierto a buscar la ayuda de un profesional médico. Esta ayuda puede ciertamente mejorar la forma en que te sientes y mejorar tu calidad de vida.

Ahora que conoces un poco más acerca de la obsesión por el físico, ¡reconócela para no caer en ella! Y si sientes que estás cerca de caer o te sientes identificado con esta problemática que viven muchos deportistas busca ayuda profesional para superarla, tú puedes. ¡Manos a la obra!