Vigorexia, la obsesión por los músculos

Vigorexia, la obsesión por los músculos

En un artículo anterior te contamos acerca de la Obsesión por el físico. En este artículo te contaremos acerca de la vigorexia, la obsesión por los músculos.

Nuestro objetivo con este artículo es informarte acerca de esta problemática para que puedas evitarla o superarla con éxito.

¿Qué es la vigorexia? La obsesión por los músculos

La vigorexia es un tipo de trastorno dismórfico corporal. Quienes lo padecen tienen una autoimagen distorsionada y se perciben débiles. Esto lleva a estas personas a realizar ejercicio físico excesivamente, modificar de manera extrema su alimentación y descuidar otros ámbitos de su vida.

Te dejo este vídeo de un culturista que cuenta en primera persona cómo es padecer vigorexia, la obsesión por los músculos.

La diferencia entre cuidarse y obsesionarse

La principal dificultad que sufren las personas con vigorexia, la obsesión por los músculos, es la alteración de su pensamiento.

Por ejemplo cuando estás totalmente convencido de que tienes un defecto físico, pero en realidad este defecto es inapreciable o incluso inexistente. 

Lo que nadie te cuenta sobre el deseo estético

Muchas veces pensamos que cuando alcancemos nuestros objetivos estéticos estaremos plenamente satisfechos. En realidad el deseo estético no tiene fin.

Siempre sentiremos que podemos estar un poco mejor, y en función de eso debemos buscar el equilibrio en nuestra vida.

Si tomas la decisión de mejorar tu calidad de vida, tu alimentación y comienzas a realizar actividad física, busca actividades que colaboren a tu bienestar integral: cuerpo, mente y espíritu.

La verdadera forma de mantenerte en un estado físico saludable y bonito no es solamente realizando dietas o ejercicios con objetivos específicos, sino incorporando el estilo de vida saludable a tu día a día y disfrutándolo.

Recupera la alegría y la sensación de bienestar con tu propio cuerpo

Olvida lo que los demás puedan pensar de tu cuerpo, no te compares con otros. Si te sientes muy preocupado puedes incluso optar por pasar unos días fuera de las redes sociales, lejos de las cámaras o de los espejos. Quizás esto te ayude a concentrarte más en tus tareas y menos en los aspectos físicos.

Descubre que todos tienen aspectos bellos y valorables. No busques imitar características físicas de otros. Aprende a apreciar la belleza en las diferencias entre las personas.

Aprende a reconocer tu cuerpo como nuevo e irrepetible. Tú eres tu propio modelo. Vive tu vida disfrutando de todas tus virtudes en vez de privarte de ellas por miedo a tus posibles defectos.

Cuídate, aseate, péinate, ejercítate, encuentra un deporte que te divierta y que puedas disfrutar verdaderamente. Busca una dieta que además de ayudarte a cuidar tu salud, también puedas disfrutar y adoptar para tu nuevo estilo de vida.

 

Ahora que sabes un poco más acerca de la vigorexia, la obsesión por los músculos, reconócela y toma las riendas de tu vida y de tu bienestar para que puedas disfrutar de una vida fitness sin buscar la aprobación de otros o alcanzar modelos estereotipados de belleza. Puedes lograrlo, manos a la obra .