Intolerancia a la lactosa

Intolerancia a la lactosa : Suplementos para deportistas

¿Sabías que existen suplementos para deportistas con intolerancia a la lactosa? En este artículo te contamos todo lo que debes saber sobre estos suplementos.

¿Qué es la intolerancia a la lactosa? ¿Cuáles son los síntomas de la intolerancia a la lactosa?

Las personas con intolerancia a la lactosa tienen problemas para digerir el azúcar de la leche (lactosa). En general se presenta como hinchazón en el estómago, dolor, gases, dolores de cabeza y en ocasiones vómitos y diarrea.

¿Puedo consumir suplementos si tengo intolerancia a la lactosa?

Sí, puedes. Pero debes escoger suplementos con bajo contenido -o nada- de lactosa. La proteína en polvo suele ocasionar gases a muchas personas, esto no se debe a la proteína en sí sino al exceso de proteína en el cuerpo. Por eso debes escoger los suplementos adecuados para que tu cuerpo los reciba de forma armoniosa y no presentes problemas de digestión.

Además, lo recomendable es que cuides del resto de los alimentos que consumes diariamente, ya que puede acontecer que presentas los síntomas por la intolerancia a la lactosa por alguno de esos alimentos y piensas que en realidad se debe al consumo de proteína.

¿Cuáles son los suplementos deslactosados?

En primer lugar, los suplementos veganos. Estos suplementos contienen proteína concentrada de origen vegetal, por lo que puedes consumirlos con total confianza. En segundo lugar, los suplementos deslactosados. Se trata de suplementos y alimentos con grandes cantidades de proteína fabricados a base de ingredientes libres de lactosa o con un porcentaje tan mínimo de la misma que resulta irrelevante para tu cuerpo a la hora de digerirlo.

¿Cuál es la alimentación que debo seguir si tengo intolerancia a la lactosa?

Si tienes intolerancia a la lactosa lo ideal sería que elimines los lácteos de tu dieta. Si eres un amante de los lácteos, entonces prefiere aquellos que son libres de lactosa, deslactosados o con bajo contenido en lactosa. Hoy en día existen diversos alimentos que se presentan en ambos formatos: clásicos y deslactosados.

No confundas los productos descremados o bajos en grasas con los productos libres de lactosa. Muchos productos descremados contienen la misma cantidad de lactosa que los lácteos tradicionales. La lactosa es el azúcar de la leche, no la grasa.

Consejos prácticos para todos los días

Si eres intolerante a la lactosa ten en cuenta que la mayor parte de los productos procesados que se venden en la calle y en el supermercado utilizan leche integral para su fabricación. Tendrás que descartar los productos de bollería tradicional que incorporan leche.

Antes de consumir una porción de tarta, pastel o biscocho consulta si se utilizó leche en su preparación.

Lee con atención los paquetes de galletas y demás productos como: mayonesa, salsas blancas, cereales, budines y puré deshidratado para descartarlos de tu dieta en el caso de que incorporen leche entre sus ingredientes.

Tu mejor alternativa serán los productos veganos de diversos tipos, ya que este tipo de productos garantiza no incorporar leche entre sus ingredientes.

No te desanimes, la intolerancia a la lactosa es una alergia cada vez más común hoy en día. Afortunadamente existen muchas alternativas de alimentos que van a agradarle a tu paladar y a tu cuerpo.